La rinoplastia es una cirugía plástica que se realiza para cambiar la forma y el tamaño de una nariz. El propósito del procedimiento es únicamente mejorar la apariencia del paciente.

Debido a la ubicación de la nariz en el medio de la cara, lo que la convierte en un foco natural, una rinoplastia a menudo implica un cambio bastante grande en la cara del paciente. Por lo tanto, puede pasar hasta 1 año antes de que el paciente se reconcilie con su nueva apariencia. Normalmente, los pacientes que se han sometido a una rinoplastia están muy satisfechos con su nueva apariencia unos 6-12 meses después del procedimiento.

Sobre todo, una rinoplastia tiene como objetivo cambiar las proporciones de la nariz en la cara. Es muy importante comprender qué es razonable lograr en una operación de nariz y qué limitaciones existen. Esto se comenta en la consulta previa a la cirugía. A veces puede ser más de una visita para discutir condiciones y oportunidades.

La rinoplastia mejora la relación de la nariz con otras características del rostro y es uno de los procedimientos más buscados en la actualidad. Por lo general, el procedimiento causa algo de dolor con muy buen resultado donde las complicaciones son poco comunes. La rinoplastia se realiza por varias razones, incluidas razones estéticas y funcionales como la rinoplastia y hialuronidasa.

Rinoplastia estética:

La rinoplastia estética se realiza para cambiar la forma de la nariz para que sea más agradable estéticamente, reducir el tamaño de la nariz, quitar la “joroba” en el puente de la nariz, cambiar la apariencia de la punta de la nariz o levantar un punta de la nariz caída.

Rinoplastia funcional:

La rinoplastia funcional tiene como objetivo mejorar la función de la nariz cambiando la ubicación de las estructuras anatómicas y, por lo tanto, aliviando un bloqueo / obstrucción en la nariz. También es costumbre enderezar un tabique oblicuo y mejorar la respiración por la nariz.

Categories: Business